Fimosis, una afección del prepusio

 fimosis.jpg
Cuando el orificio del prepusio es tan pequeño que no puede retraerse normalmente, se dice que existe fimosis. Este orificio anormalmente pequeño puede deberse a un desarrollo anómalo, pero con más frecuencia es secundario a brotes repetidos de infección que producen retracción cicatrizal del anillo prepucial.

La fimosis es importante porque dificulta la limpieza y favorece la acumulación de secreciones y detritos bajo el prepucio que predisponen el desarrollo de infecciones secundarias y posiblemente del carcinoma.

Cuando un prepucio con fimosis se retrae forzadamente deslizándose sobe el glande, el anillo constrictor unido a la hinchazón secundaria puede impedir la reposición del prepucio en su lugar habitual, dando lugar a lo que se llama parafimosis. Esta afección no solo es extremadamente dolorosa, sino que puede ser una causa de constricción ureteral y de una seria retención aguda de orina.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar

2 Comentarios en “Fimosis, una afección del prepusio”

  1. Danilo Morales dice:

    Normalmente mi pene no se mantiene pelado, si se pela con facilidad.
    lo que quiero saber es que si normalmente los pene tienen que estar cubiertos o pelados

  2. Danilo dice:

    como enderezar el pene curvado hacia abajo.
    un metodo sencillo y natural