Cómo desmaquillar las pestañas

Tanto los ojos como los contornos de los ojos son áreas sensibles, frágiles y delgadas de la piel del rostro. Y las pestañas, si no las cuidados y las protegemos debidamente, pueden debilitarse y caerse. Especialmente si no se desmaquillan de forma correcta. Por ello, te explicamos cómo desmaquillar las pestañas, qué productos necesitas y […]

Tanto los ojos como los contornos de los ojos son áreas sensibles, frágiles y delgadas de la piel del rostro. Y las pestañas, si no las cuidados y las protegemos debidamente, pueden debilitarse y caerse. Especialmente si no se desmaquillan de forma correcta. Por ello, te explicamos cómo desmaquillar las pestañas, qué productos necesitas y los consejos para hacerlo bien.

Las pestañas son un elemento fundamental de la apariencia, pudiendo transformar por completo cualquier rostro. Pero especialmente en aquellos casos en los que se utiliza rímel y cualquier otro cosmético, es importante retirarlos completa y adecuadamente.

Y es que, al igual que ocurre con la piel, las pestañas también deben liberarse de las fórmulas que encontramos en la mayoría de los productos de maquillaje, sobre todo cuando estos se utilizan con cierta regularidad. En caso de no hacerlo, corren el riesgo de debilitarse, por lo que pueden terminar cayéndose y generar un efecto, cuanto menos, indeseado.

El problema puede ser aún mayor cuando tienes por costumbre usar rímel a prueba de agua, dado que las fórmulas de estos productos suelen resecar aún más el área en comparación con los rímeles más clásicos (un efecto normal para asegurar esa fijación infalible tan particular).

¿Qué productos debes usar?

En los últimos años no hay duda que el agua micelar ha conseguido convertirse en el producto estrella de muchas rutinas de cuidado de la piel, ya que es un limpiador verdaderamente potente formado por micelas, que son unas moléculas que actúan de la misma manera que lo haría un imán.

En este sentido, son capaces de atraer la suciedad, el maquillaje y cualquier resto de impureza, eliminándola sin necesidad de aclarado.

Y, aunque no lo creas, algunas opciones no solo son útiles para limpiar la piel del rostro, sino que también son ideales para desmaquillar la cara e incluso el área tan sensible de los ojos, lo que incluye las pestañas.

Eso sí, en caso de que desees optar por la conocida como doble limpieza, puedes optar primero por un desmaquillante en base de aceite, capaz de disolver el rímel de las pestañas, para terminar con la aplicación del agua micelar.

Descubre: Los mejores desmaquillantes de ojos

¿Y para el rímel resistente al agua? ¿Qué productos usar?

Existen varios productos útiles a la hora de eliminar el rímel resistente al agua. Como recomiendan los expertos, independientemente de que uses un desmaquillador especial, o un producto natural, es conveniente usar siempre puntas de algodón, bastoncillos y discos desmaquillantes.

Eso sí, es preferible optar por desmaquillantes formulados con ingredientes naturales, que pueden ser igual de eficaces que otras opciones.

Puedes, por un lado, optar por un desmaquillador diseñado para el rímel waterproof, lo que ayuda a la hora de eliminarlo rápidamente sin perder demasiado tiempo. O bien optar por otras opciones naturales.

Dos buenos ejemplos son el aceite de oliva y el aceite de coco. El aceite de oliva es particularmente interesante para quienes prefieren optar por métodos naturales, ya que puede ser tremendamente útil para remover la máscara de pestañas resistente al agua.

El aceite de coco también destaca por sus altas cualidades hidratantes, lo que significa que ayuda a eliminar el rímel impermeable a la vez que hidrata.

Para usar ambos aceites vegetales basta con colocar un poco en una bolita de algodón y aplicarlo con suavidad sobre las pestañas.

Cómo desmaquillar las pestañas

Cómo debes desmaquillar las pestañas correctamente y paso a paso: la mejor técnica

Una vez hayas escogido tu desmaquillante favorito, le toca el turno a conocer qué pasos debes seguir para poder desmaquillarse las pestañas correctamente.

Aunque es cierto que el proceso dependerá del desmaquillante elegido, en la mayoría de las ocasiones basta con remojar bien una bolita o disco de algodón limpio con el producto y, seguidamente, ponerlo sobre el ojo cerrado (concretamente sobre la parte superior de las pestañas), dejando actuar durante algunos segundos.

Luego, limpia con suavidad haciendo un movimiento de abajo hacia arriba, siempre dirigiendo el algodón hacia las puntas de las pestañas.

Este movimiento ayudará a evitar que cualquier resto de rímel se introduzca o caiga en el interior de los ojos, lo que puede acabar siendo enormemente molesto, quitando el maquillaje situado en la raíz de las pestañas.

Evidentemente, es imprescindible repetir esta operación tantas veces sean necesarias, hasta que desaparezca cualquier rastro de rímel.

Lee también: Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Si usas un desmaquillante bifásico

Si utilizas un desmaquillante bifásico, recuerda que es de vital importancia agitar el envase o frasco para que ambas fases (la acuosa y la oleosa) se mezclen entre sí. Luego, vierte unas gotas en un algodón, y pásalo delicadamente por el área de las pestañas.

Nuevamente, en caso de no ser necesario enjuagar, es recomendable refrescar la zona con la ayuda de un algodón empapado en agua micelar.

Cómo desmaquillar las pestañas con agua micelar

En caso de que prefieras usar agua micelar (una opción muy aconsejada cuando tienes la piel sensible y seca), solo debes empapar unas bolitas de algodón en agua micelar, cerrar los párpados y colocar el algodón empapado sobre las pestañas, dejando actuar durante diez segundos.

Luego, limpia con suavidad hacia las puntas de las pestañas. Como en el caso anterior, es imprescindible repetir el proceso con varios algodones hasta que el rímel (y cualquier otro maquillaje) haya sido eliminado por completo.

Con toallitas desmaquillantes reutilizables

Cuando no deseas usar agua micelar o un desmaquillador bifásico, y tampoco te apetece usar un disco o bolita de algodón, lo cierto es que también puedes usar, momentáneamente, una toallita desmaquillante reutilizable.

Son opciones útiles cuando deseas prevenir que ninguna fibra de algodón se introduzca en los ojos, o se quede en las pestañas después de realizar cada pasada.

Si prefieres usarlas, debes saber que los pasos a seguir son prácticamente los mismos que sigues cuando usas un disco de algodón, lo único que en este caso no es necesario empapar la toallita.

Tan solo debes dejarla reposar durante unos segundos sobre el párpado, para dejar que su fórmula haga el efecto necesario. Y, seguidamente, retirar el maquillaje mediante pasadas muy suaves, sin frotar.

Desmaquillantes naturales para pestañas

Si optas por preparar un desmaquillante natural para pestañas, debes saber que también es posible elaborar alguna opción con ingredientes vegetales cien por cien naturales. Estas opciones son muy útiles a la hora de reducir al máximo cualquier riesgo de irritación. Toma nota:

  • Agua de rosas, aceite de almendras dulces y aceite de ricino. Mezcla en una botella de vidrio oscura los tres ingredientes, siguiendo la siguiente proporción: 50% de agua de rosas, 25% de aceite de almendras dulces y 25% de aceite de ricino. Eso sí, en caso de que el aceite de ricino te resulte molesto, puedes optar por reducir su cantidad en la receta. Recuerda que el aceite de ricino es de utilidad para reforzar las pestañas.
  • Aceite de oliva y agua de manzanilla. Solo debes mezclar a partes iguales en el interior de una botella de vidrio oscura ambos ingredientes. Y preferiblemente reservarla en la nevera, lo que proporcionará un agradable efecto refrescante.
  • Aceite de coco y agua de aciano. El agua de aciano proporciona un efecto calmante, por lo que es muy útil cuando lo aplicamos cerca de los ojos. Además, el aceite de coco no solo es capaz de disolver el maquillaje, sino que también actúa como hidratante. Por tanto, nos encontramos ante una opción muy adecuada para desmaquillar las pestañas.

Te interesará: Remedios caseros para desmaquillar los ojos de forma natural

Algunos errores que debes evitar

Frotar

Es común que muchas personas no le den al desmaquillador el tiempo adecuado para que pueda empezar a descomponer el rímel, por lo que, si se empieza a frotar de inmediato, el riesgo de romper las pestañas o arrancarlas es muy elevado.

Como te hemos explicado, es fundamental hacerlo con suavidad, girar el disco de algodón o las toallitas hacia adelante y hacia atrás, siempre en dirección de las puntas de las pestañas.

Abusar de las almohadillas y toallitas reutilizables

Aunque te hemos comentado que se trata de una opción útil cuando no deseas usar discos o bolitas de algodón, es cierto que no es muy aconsejable abusar de ellas, dado que no suelen ser opciones respetuosas con el medio ambiente.

En estos casos es preferible optar por almohadillas y toallitas ecológicas, que funcionan con la misma eficacia cuando las empapamos con el limpiador favorito, y seguidamente optar por la técnica de mantenerlo presionado para disolver el maquillaje.

Si después de descubrir cómo desmaquillarte las pestañas, deseas ponerte manos a la obra con la finalidad de hacerlo correctamente, recuerda que es de vital importancia escoger productos aptos, que sean respetuosos con esta área tan delicada del rostro.

También te puede interesar