Cuando utilizar un serum antimanchas

¿Manchas marrones? Efectivamente, son manchas de la edad, y aunque en la mayoría de las ocasiones tienden a aparecer como consecuencia del envejecimiento, también la exposición solar excesiva influye muchísimo. Si buscas integrar un suero en tu rutina, te descubrimos en esta ocasión cuándo utilizar un serum antimanchas. Tal y como manifiestan muchos expertos, las […]

¿Manchas marrones? Efectivamente, son manchas de la edad, y aunque en la mayoría de las ocasiones tienden a aparecer como consecuencia del envejecimiento, también la exposición solar excesiva influye muchísimo. Si buscas integrar un suero en tu rutina, te descubrimos en esta ocasión cuándo utilizar un serum antimanchas.

Tal y como manifiestan muchos expertos, las conocidas como manchas de la edad no siempre tienen relación con el envejecimiento natural de la piel, de manera que es común conocerlas médicamente con el nombre de lentigos, y se produce principalmente como consecuencia de la exposición repetida al sol sin protección.

Esto significa que, en la mayoría de las ocasiones, tienden a aparecer varios años después de la exposición solar, incluso aunque nuestra piel no haya sufrido quemaduras solares.

Por este motivo, tienden a aparecer en las zonas más expuestas, de ahí que surjan principalmente en áreas como el rostro, las manos, la espalda y el escote (principalmente en las mujeres).

Por el contrario, aquellas zonas que no están expuestas al sol, como el pecho, las axilas o las nalgas no las desarrollarán. Pero es común que sí aparezcan principalmente en personas de piel clara, que trabajan o suelen estar al aire libre.

¿Y por qué la exposición solar influye en su aparición? Debemos tener en cuenta que el sol estimula la producción de melanina en la piel, un componente natural que va mucho más allá de proporcionarnos un bonito color a la piel. De hecho, es fundamental para ayudarnos a defendernos de los rayos ultravioleta.

Sin embargo, cuando la exposición es excesiva, y abusamos del sol, la melanina es estimulada excesivamente, y se produce en demasiada cantidad.

De esta forma, las células no pueden eliminar esta acumulación y, con el paso del tiempo, a medida que vamos cumpliendo años, aparecen manchas. Y, en caso de no ser tratadas, acaban permaneciendo toda la vida.

En la mayoría de los casos, las manchas de la edad (también conocidas como manchas del sol) son leves. Pero, aún ahí, es esencial hacer todo lo posible para tratarlas, sobre todo para conseguir que desaparezcan y evitar que no sigan evolucionando, creciendo y desarrollándose.

Es más, como coinciden en señalar la mayoría de los dermatólogos, cuando notamos la presencia de manchas marrones aisladas, pero con un tamaño mayor de 1 centímetro de diámetro, un cambio de textura o de color, lo recomendable es consultar siempre al médico.

En lo que a los tratamientos se refiere, es cierto que existen distintas técnicas que pueden ser de bastante ayuda. Por ejemplo, el láser de pigmento que se dirige directamente a la melanina o el peeling despigmentante, capaz de eliminarlas de forma gradual, son dos opciones muy útiles.

La crioterapia también es un tratamiento dermatológico adecuado, al igual que la conocida como fototerapia dinámica, que combina el uso de la luz pulsada con la aplicación de un fototratamiento sensibilizante.

Pero no hay duda que los tratamientos caseros que podemos aplicar fácilmente en casa también pueden llegar a ser bastante eficaces y útiles. Y podemos encontrar dos ejemplos: las cremas antimanchas y los sérum antimanchas.

No te pierdas: 5 Mejores serums antimanchas

¿Qué es un sérum antimanchas?

Como su propio nombre indica, un sérum antimanchas consiste en un sérum facial que contiene en su fórmula una serie de ingredientes activos con cualidades útiles para tratar, reducir e incluso prevenir la aparición / formación de manchas en la piel.

En el caso de los sérums son productos formulados con una alta concentración de ingredientes activos, lo que explica por qué con una mínima cantidad de producto (generalmente unas pocas gotas), es suficiente para aplicarlo sobre la piel y disfrutar de sus diferentes beneficios.

De esta manera, un sérum antimanchas suele ser a su vez un sérum anti-imperfecciones, ya que, a la vez que es de utilidad para tratar las manchas, también suelen actuar sobre las marcas del acné, líneas finas y otras imperfecciones cutáneas.

Sérum antimanchas

¿Cuándo usar un sérum antimanchas?

Aunque es cierto que son superficiales e inofensivas, las manchas oscuras suelen convertirse en un incómodo problema estético que todas las mujeres desean corregir (de hecho, también puede afectar a la piel del hombre).

Como manifiestan los expertos, antes de optar por tratamientos cutáneos mucho más radicales, agresivos y pesados, como podría ser el caso de la crioterapia, el láser o el peeling químico (que puede ser muy intensivo sobre la delicada piel del rostro), es posible recurrir a la cosmética con fórmulas específicas y adaptadas para el tratamiento de las manchas.

Este tipo de tratamientos se caracterizan por ser opciones no agresivas que respetan la piel al máximo, mejorando de manera notable las diferentes irregularidades asociadas a la hiperpigmentación.

Por tanto, cuando deseamos conseguir un cutis radiante y unificado, un sérum anti-manchas puede llegar a convertirse en una de las mejores opciones.

¿Sabes exactamente por qué? Principalmente porque, gracias a la presencia en su composición de una serie de principios activos intensivos y ultraconcentrados, el producto es capaz de penetrar en las diferentes capas de la epidermis, atacando este problema específico desde la raíz.

De esta manera, podemos corregir e incluso prevenir la aparición de manchas escogiendo un suero facial antimanchas, ya que habrá sido formulado con principios activos útiles en este sentido.

Por todo ello, y respondiendo a la pregunta que nos hacemos al comienzo de este apartado, no hay duda que siempre será útil usar un sérum antimanchas en las siguientes situaciones:

  • Cuando tenemos la piel joven pero deseamos prevenir la formación de manchas oscuras (por ejemplo, porque por genética podemos tener cierta tendencia a su aparición).
  • Cuando nos hemos expuesto al sol continuamente en nuestra juventud, y deseamos proporcionar a nuestra piel una protección extra.
  • Cuando las manchas oscuras ya se han formado, y deseamos tratarlas y evitar que sigan apareciendo nuevas, o que continúen evolucionando y aumentando de tamaño.
  • Cuando tenemos la piel madura y ya han aparecido algunos signos típicos del envejecimiento.

Como vemos, a la hora de usar un sérum antimanchas es cierto que no existe un motivo específico, puesto que, si nos fijamos en muchos de los beneficios que nos puede llegar a proporcionar, en realidad es sumamente interesante integrar este tipo de producto en nuestra rutina de cuidado de la piel.

Conoce también: Qué es y para qué sirve el sérum

¿Qué sérum antimanchas escoger?

Cuando buscamos un buen producto, que sea realmente efectivo y útil, con la finalidad de integrarlo en nuestra rutina, es imprescindible conocer qué ingredientes activos deberíamos encontrar en su fórmula.

Y, en el caso que nos ocupa, no hay duda que lo más importante es descubrir qué principios activos e ingredientes pueden ser de utilidad para tratar, prevenir y reducir las manchas oscuras causadas por el sol y por la edad.

En la mayoría de las ocasiones basta con usar un sérum rico en antioxidantes naturales y activos exfoliantes, cuya fórmula es de bastante ayuda a la hora de controlar e inhibir la producción de melanina.

¿Y cuáles son esos ingredientes? Podemos mencionar, por ejemplo, la vitamina C, la cual actúa como un reconocido antioxidante natural, que además de ser un excelente hidratante también actúa estimulando la producción de nuevo colágeno. Además, es un buen despigmentante natural, dejando la piel más suave y tersa.

Pero no sirve cualquier tipo de presentación de vitamina C. Lo mejor es encontrarla estable en forma de glucósido, ya que se convierte en la mejor opción a la hora de aprovecharnos al máximo de todas y cada una de sus cualidades. Y el sérum antiage de Nezeni Cosmetics es una opción tremendamente interesante en este sentido.

Algunos ácidos naturales, como por ejemplo es el caso del retinol y los retinoides, que son derivados de la vitamina A, también son tremendamente útiles, puesto que ayudan a estimular la renovación celular, con lo que se consigue reducir y eliminar las células muertas e impurezas acumuladas en la piel, dando paso a una piel mucho más renovada y joven.

Pero no son los únicos ácidos interesantes. Por ejemplo, los ácidos de frutas son también útiles, como los cítricos, o determinados ingredientes activos con efecto tensor, como es el caso del cobiolift o la caña de azúcar.

Tampoco podemos olvidarnos del ácido hialurónico, la popular molécula hidratante, ya que proporciona una hidratación intensa y ayuda a preservar de forma duradera la belleza de la piel.

Lo más recomendable en este caso es optar por fórmulas con hialurónico de alto peso molecular y hialurónico de bajo peso molecular. Así, mientras que el primero mantiene el agua en las células de la epidermis, fortaleciendo su elasticidad para tener una piel más suave y tersa, el segundo actúa en el interior, al poder penetrar más profundamente.

Te interesará: Cómo aplicar el sérum

Cómo debes aplicarte tu sérum antimanchas

A la hora de disfrutar al máximo de las cualidades antimanchas proporcionadas por el sérum, debes tener en cuenta que es de vital importancia aplicarlo en el momento más oportuno y adecuado.

También te puede interesar