Aloe Vera: todos sus beneficios para la cara

Aunque el áloe vera se ha puesto muy de moda en los últimos años, lo cierto es que se trata de una planta cuyos beneficios se conocen desde hace siglos. De hecho, el uso de esta planta se remonta a hace más de 6.000 años. Por ello hoy queremos descubrir un poco más. No te […]

Aunque el áloe vera se ha puesto muy de moda en los últimos años, lo cierto es que se trata de una planta cuyos beneficios se conocen desde hace siglos. De hecho, el uso de esta planta se remonta a hace más de 6.000 años. Por ello hoy queremos descubrir un poco más. No te pierdas nuestra guía sobre el áloe vera: todos sus beneficios para la cara.

El áloe vera, también conocido popularmente como áloe, es una planta suculenta con espinas que nos llega directamente desde el este de África (y de las Islas Canarias). Además, también podemos encontrarla a orillas tanto del Mediterráneo como en zonas cálidas.

Lo cierto es que cuando hablamos de áloe vera, a menudo nos referimos únicamente al gel de áloe vera, que se convierte -de hecho- en uno de sus componentes más conocidos, populares y, por tanto, utilizados.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que esta planta perenne produce en realidad dos sustancias bien diferenciadas: el látex y el gel de áloe vera. No obstante, dato que el látex puede causar irritación cutánea y en las membranas mucosas, no hay duda que el gel de áloe vera se convierte en una de las mejores opciones.

De hecho, lo encontramos en el corazón de las hojas grandes de áloe y está compuesto principalmente de agua, vitaminas, minerales, enzimas y aminoácidos.

Así, todos estos elementos son los principales responsables de que el gel de áloe vera proporcione efectos hidratantes, emolientes, depurativos, reparadores, cicatrizantes, antiinflamatorios, regeneradores y reconstituyentes. Además, puede ser tomado por vía oral o aplicado directamente sobre la piel.

Pero, ¿qué beneficios nos brinda realmente el áloe vera cuando lo aplicamos sobre la piel del rostro?

No te pierdas: Las mejores cremas con aloe vera

Un exfoliante natural

Se trata posiblemente de uno de los primeros beneficios que deberían ser de gran interés para nosotros, ya que es de mucha utilidad para la piel del rostro.

Contiene principios activos exfoliantes, de forma que es perfectamente posible preparar un exfoliante casero tanto para el rostro como para el cuerpo utilizando gel de áloe vera puro.

Este beneficio es muy interesante, ya que ayuda a estimular la eliminación de las células muertas y otras impurezas que se han ido acumulando sobre la piel del rostro, de forma que es capaz de limpiar la piel exfoliándola suavemente y reforzar los beneficios del resto de productos que forman parte de la rutina.

Esto es debido a que contiene ácido salicílico, un poderoso ingrediente activo con cualidades exfoliantes, que también ayuda a combatir las diferentes imperfecciones cutáneas.

Beneficios contra las arrugas y las líneas finas

Purificante, refrescante y suavizante, el áloe vera se ha convertido en una popular planta anti-envejecimiento. ¿Sabes por qué? Los azúcares vegetales que encontramos en su composición (polisacáridos) estimulan la hidratación cutánea al reactivar las células presentes en la piel.

Así, repleta de agua y humedad, la piel se hidrata intensamente, lo que la ayuda a su vez a recuperar su volumen. También los polisacáridos ejercen un efecto tensor, siendo enormemente útil para darle al rostro su forma ovalada, así como una mayor firmeza.

No en vano, el áloe vera es capaz de incentivar la producción de nuevo colágeno, una proteína imprescindible para la tersura, elasticidad y firmeza cutáneas. Así, también reduce las arrugas y las líneas de expresión, al mejorar la elasticidad y firmeza de la piel.

Es más, contiene vitamina C, que es muy útil a la hora de estimular la producción de nuevo colágeno. También es desintoxicante y purificante, por lo que puede proporcionar beneficios tensores muy interesantes contra el envejecimiento cutáneo.

Lee también: Todas las propiedades del aloe vera para la piel

Altamente hidratante y antioxidante

Es conocido que el áloe vera es una planta altamente hidratante y humectante, ya que posee un elevadísimo contenido en agua, además de disponer en su composición de una amplia variedad de nutrientes que también favorecen la hidratación natural de la piel.

De hecho, también contiene vitaminas A, C y E, que son poderosos antioxidantes naturales, motivo por el cual es interesante para proteger la piel de la acción negativa de los radicales libres, que se asocian al envejecimiento prematuro.

Lucha contra el acné

Como te hemos mencionado anteriormente, el áloe vera es muy rico en ácido salicílico, un componente que es exfoliante, y que es comúnmente usado en muchos productos antiacné gracias a que ayuda a combatir las imperfecciones.

En el caso del ácido salicílico queratolítico es de muchísima ayuda a la hora de reducir el engrosamiento de la piel, algo enormemente habitual en pieles con cierta propensión a la formación de brotes de acné.

Por otro lado, estimula la regeneración celular, ayudando a renovar la piel a la vez que disminuye la aparición de incómodos granitos y molestos puntos negros.

A todo ello debemos sumarle otro beneficio más: combina las combina las propiedades antibacterianas como regeneradoras, por lo que es un excelente aliado de las pieles grasas con cierta tendencia acneica.

Tremendamente útil para quienes tienen la piel grasa

Si tienes la piel grasa, o mixta, lo cierto es que los diferentes beneficios del áloe vera pueden ser igualmente maravillosos. Por ejemplo, sus propiedades calmantes ayudan a restaurar el equilibrio de la producción de sebo, lo que se traduce, a su vez, en una disminución de problemas relacionados con el acné y la aparición de brotes.

Es más, el resultado es más que evidente: se produce una reducción de las espinillas y una menor cantidad de granos.

Además, gracias sobre todo a sus diferentes propiedades astringentes, el áloe vera es de enorme ayuda a la hora de cerrar los poros dilatados (que tanto exceso de sebo, suciedad e impurezas pueden acabar acumulando), unificando la tez.

Beneficios áloe vera para la cara

Hidrata intensamente las pieles secas y deshidratadas

Aunque es cierto que el áloe vera es adecuado para cualquier tipo de piel, también es verdad que algunos tipos particulares pueden disfrutar y aprovecharse al máximo de todas sus cualidades.

Es lo que ocurre, por ejemplo, con las pieles sensibles, secas y deshidratadas. Por un lado, la eficacia del gel de áloe vera en términos de hidratación cutánea se encuentra muy bien establecida. Ampliamente usado en cosmética, actúa dejando la piel muy suave y flexible.

Es más, proporciona una agradable sensación de frescor en la piel nada más ser aplicado, lo cual casi sin ninguna duda es de agradecer. De ahí que, como veremos, sea una opción útil en caso de quemaduras solares.

Calma la piel irritada, inflamada y enrojecida

Si tienes la piel muy inflamada, con picazón o enrojecida, debes saber que, gracias a los lípidos y los diferentes minerales que encontramos en su composición, el áloe vera tiene un efecto antiinflamatorio y protector.

Debido a ello, cuando lo aplicamos sobre la piel alivia inmediatamente tanto la irritación como la picazón de la piel sensible y seca, ayudando a la piel a protegerse mejor de las diferentes agresiones externas.

Repara la piel dañada

Gracias a sus vitaminas y azúcares naturales, no hay duda que el áloe vera también brinda poderosas cualidades curativas sobre diferentes lesiones cutáneas. Un buen ejemplo lo encontramos en el caso de las quemaduras leves, sobre todo las producidas por la exposición solar sin la debida protección.

Te encantará: Cómo hacer una crema de aloe vera

Otras propiedades del áloe vera para la piel interesantes

Además de las cualidades mencionadas anteriormente, el áloe vera también puede proporcionar otros beneficios únicos sumamente interesantes:

  • Antiinflamatorio. El gel de áloe vera actúa refrescando la piel inmediatamente, desde el primer contacto. Pero, luego, liberará sus ingredientes activos calmantes, los cuales actuarán durante bastante tiempo. Por este motivo es comúnmente usado sobre quemaduras solares.
  • Antibacteriano. También puede optimizar la cicatrización de pequeñas heridas, además de calmar irritaciones cutáneas. No en vano, utilizado de forma pura sobre la piel, por ejemplo en forma de gel, tiende a formar un apósito transparente capaz de aislar las heridas de las agresiones externas, a la vez que mantiene un ambiente húmedo, con lo que favorece una rápida cicatrización.
  • Muy rico en nutrientes. Aplicado localmente liberará su elevado contenido en nutrientes directamente sobre las células de la piel. ¡Suficiente para proporcionar a las células todos los nutrientes que necesitan para repararse armoniosamente!

Eso sí, a la hora de disfrutar de sus beneficios, lo mejor es optar por una crema facial que no solo contenga una concentración elevada de áloe vera: también es indispensable que contenga otros ingredientes naturales que refuercen sus beneficios.

Y la crema facial de áloe vera de Nezeni Cosmetics, por ejemplo, es una opción tremendamente interesante en este sentido.

Como hemos visto, en lo que al áloe vera: todos sus beneficios para la cara refieren, no hay duda que nos encontramos ante un ingrediente activo altamente potente. Pero lo mejor es disfrutar al máximo de esas cualidades escogiendo cremas de calidad.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar